Garamendi ve Sánchez Llibre, Hükümetin “sosyal monoloğuna” karşı suçlamada bulundu

Los presidentes de la CEOE, Antonio Garamendi, y de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre han cargado hoy en Barcelona contra lo que el primero ha descrito como “el monólogo social” que ha impuesto el Gobierno en materias como la subida del salario mínimo o la reducción de la jornada laboral.

Durante un debate organizado por ‘El Economista’ en el Palau Macaya de la Fundació La Caixa en Barcelona, además de bromear sobre sus supuestas discrepancias, se han esforzado en dar un mensaje de coincidencias en cuestiones esenciales como el retorno de las sedes de las empresas a Catalunya, “sin incentivos ni penalizaciones”. A juicio de Sánchez Llibre, la vuelta se producirá “cuando exista en Catalunya un clima de normalidad política, que hoy no existe. Entonces volverán voluntariamente sin incentivos ni medidas coercitivas”, ha sentenciado.

Aeropuerto

[–>

También han coincidido en las críticas al Govern por dejar pasar la oportunidad de la ampliación del aeropuerto de Barcelona. “Hemos aportado al Govern 11 soluciones. Está en sus manos la decisión. Si ERC no dice públicamente lo que quiere le vamos a exigir responsabilidades políticas”, ha manifestado el presidente de Foment. Y ha agregado que su organización no se quedará quieta si no se pronuncia el Ejecutivo de Esquerra: “No vamos a quedar pasivos. Si no se pronuncia en las próximas semanas exigiremos responsabilidades y que sus socios pongan el dedo en la llaga. “No nos vamos a quedar pasivos. Ya está bien de tomaduras de pelo. Vamos a ir hasta dónde sea”, ha sentenciado.

Sin querer entrar en cuestiones políticas, como valorar el proyecto de ley de amnistía o si la legislatura será larga o corta, ambos dirigentes empresariales se han centrado en la importancia de la confianza para que haya inversión y en mantener un “clima de tranquilidad”. Respecto a la manera en la que el Ejecutivo encara el diálogo social, Garamendi ha empleado el símil del fútbol: “Queremos salir al campo y saber cuáles son las normas. Las cambian y encima ves al árbitro vestido del equipo contrario”.

Sánchez Llibre, a la vez que ha criticado el “intervencionismo” del Gobierno en el mundo de las empresas, ha apostado por hacer fuerza para que el Ejecutivo se incline más hacia apoyos de Junts o el PNV. “A nosotros lo que nos preocupa es el pacto del PSOE con Sumar. Los empresarios deberíamos intentar centrar al PSOE con otros partidos como Junts, o el PNV, en detrimento del equilibrio que plantea Sumar”, ha explicado.

En todo caso, a pesar de las discrepancias con muchas de las medidas que plantea el Gobierno de coalición, ni Garamendi ni Sánchez Llibre apuestan por la ruptura. El presidente de CEOE ha enfatizado que su organización va a seguir “manteniendo la lealtad institucional, por lo que seguirán en las mesas de diálogo.

El líder de Foment, por su parte, ha sido tajante: “Los empresarios nunca rompemos los puentes de diálogo. Llevamos en nuestros genes la lealtad institucional. Nunca cerramos a las puertas a los gobiernos sean del signo que sean”, ha agregado. 

Bir yanıt yazın

E-posta adresiniz yayınlanmayacak. Gerekli alanlar * ile işaretlenmişlerdir